¡VALIENTE MANUELA!

La Hora

20 de agosto de 2015

 


El nombre de Manuela sin duda tiene unas connotaciones especiales en Ecuador, nos trae a la memoria la imagen de mujeres luchadoras, sin miedo, contestatarias, valientes. Tanto, que se habla en general de las Manuelas, cuando nos referimos a ese tipo de mujer ecuatoriana que no se deja avasallar ni pisotear por los gobernantes de turno.

Esta Manuela no nació en el Ecuador, sin embargo, su ascendencia franco-brasileña no le impide decir lo que siente, apasionarse por este país en el que vive, y en el que quiere mantenerse, ejerciendo la cátedra y el periodismo, de tal manera que su voz se escuchó vibrante cuando fue liberada de la custodia a la que fue sometida, así como también cuando agradeció en quichua a las comunidades indígenas que le demostraron solidaridad y respaldo.

Manuela Picq no quiere abandonar el Ecuador y hay en esta decisión, motivos laborales y también personales, ha sido una voz de constante análisis y denuncia de lo que pasa al interior del país y también en América Latina.

En estos últimos días, su imagen ha recorrido los medios de comunicación mundiales, no ya como periodista, sino haciendo noticia ella misma, diciendo con voz clara que no quiere abandonar el país, que agradece a los ecuatorianos que la respaldan, que denuncia el retiro de una visa y una detención arbitraria.

En estos momentos, cuando no hay justificación para un estado de excepción nacional, cuando vemos cordones policiales rodeando edificaciones públicas, cuando los discursos agrios se hacen presentes a cada momento, es refrescante oir la voz clara de esta mujer que se siente ecuatoriana y que enarbola una bandera.

 

 

ROSALÍA ARTEAGA SERRANO.