TECNOLOGÍA DE ÚLTIMA GENERACIÓN

La Hora

5 de febrero de 2013

 

El fin de semana pasado, gracias a la invitación de los personeros de Paseo San Francisco, el nuevo mall que será inaugurado en breve en la zona de Cumbayá, pudimos disfrutar de los importantes avances tecnológicos y de la calidad que impera en este lugar que es más que un mall, se proyecta como un centro de entretenimiento para la familia, un lugar con espacios para la ciencia y también está dotado de una infraestructura que ayudará a los ejecutivos, para que realicen sus actividades en un mismo lugar, con un considerable ahorro de tiempo.

 

Una de las estrellas de lo que Paseo San Francisco ofrece, es el más moderno IMAX del país, y uno de los más modernos de América; la calidad y dimensiones de la pantalla, así como también la incorporada tecnología en tercera dimensión, se combinan para ofrecerle no solo ser espectador de lo que se presenta, sino también una especie de actor, con tan vívidas experiencias que difícilmente pueden describirse.Tanto el sonido como la imagen, la comodidad de butacas reclinables, los pasillos bien construidos, los accesos, en fin, el conjunto se presta para el disfrute de la familia o del grupo de amigos que concurren al lugar.

 

Es importante destacar que el esfuerzo de la empresa privada hace posible la construcción de espacios como el Paseo San Francisco, y esto es digno de realce, en tiempos en que aparece el Estado como una especie de moderno Leviatán, con deseos de devorárselo todo y de dejar cada vez menos espacios para el sector del emprendimiento privado.

 

Todas las experiencias en el mundo demuestran que no es el Estado el mejor inversionista y administrador, que es necesario dejarle la capacidad de emprendimiento a los individuos, a los grupos, a la sociedad en su conjunto, para que un país salga adelante, de lo contrario se cae en los excesos de los totalitarismos, sean estos de derecha o de izquierda, que no son de ninguna manera el mejor acicate para que las sociedades funcionen.

 

Volviendo al tema de la pre inauguración del IMAX del Paseo San Francisco, vale la pena estimular este tipo de iniciativas que favorecen a los grupos humanos que se benefician de estos emprendimientos, se genera un buen número de puestos de trabajo y se proporciona bellos lugares de esparcimiento a las familia.Sólo una última acotación: la película que se escogió para el preestreno, Hansel y Gretel, no es la más recomendable, la violencia no crea buenos paradigmas.

 

 

 

ROSALÍA ARTEAGA SERRANO.