SIEMPRE LA EDUCACIÓN

El Tiempo

24 de mayo de 2011

Pueda que en nuestro caso el tema de la educación aparezca como reiterativo, sin embargo creemos que todavía se habla poco de la importancia de la educación para el desarrollo de los pueblos, de las sociedades.

 

Por eso nos ha parecido excelente el aporte que el periodista argentino-norteamericano Andrés Oppenheimer le hace a la humanidad y particularmente a los países latinoamericanos, cuando entrega su nuevo libro : "¡Basta de historias!", con el que reañoza un recorrido por las más exitosas experiencias de países que han invertido y le han apostado a la educación, y las contrasta con lo que está ocurriendo en la mayor parte de nuestros países.

 

Hay una constante en los países que han logrado un importante grado de desarrollo, esa constante tiene que ver con la inversión en la educación, con mayores tiempos destinados a la tarea educativa, con mayor carga horaria, con salarios mejores para los profesores, con sistemas en los que se pone como meta nacional, y hasta casi como una obsesión, el mejorar la calidad de la educación.

 

Ese aporte de Oppenheimer es realmente valioso y ojalá sea tomado en cuenta por los líderes latinoamericanos a la hora de diseñar estrategias, de establecer presupuestos, de asignar recursos; pero también reclama su cuota de trabajo al sector privado, a las universidades, a la sociedad en su conjunto, con énfasis en la familia y en lo que los propios niños y jóvenes pueden y deben aportar para volver exitosas las experiencias.

 

Es por ello también que Fundaciones como Fidal, estamos empeñados en mejorar la calidad de la educación, en mejorar el autoestima de los profesores ecuatorianos, estableciendo un concurso nacional que ya va por su cuarta edición, se trata del IV CONCURSO DE EXCELENCIA EDUCATIVA, que está abierto hasta el 31 de Julio, fecha tope hasta la que pueden mandar sus trabajos los profesores de educación preescolar, básica, media y también de la educación no formal, de cualquier establecimiento educativo del país.

 

Los premios son notables, además de la estatuilla NOUS que se entrega a los ganadores, se los premia con giras de conocimiento a varios países, entre los que se cuentan Israel, Chile, Colombia, Paraguay, con pasantías en organizaciones como UNESCO y el IPANC y también con becas para estudiar maestrías y en general posgrados en universidades ecuatorianas y también algunas, vía online, en el exterior.

 

Lo importante es que los maestros superen su modestia, sus pensamientos negativos respecto de ellos mismos, y se decidan a participar en este que se ha considerado ya en el más importante de los eventos para maestros en el país.

 

La página web donde pueden obtener más información y las bases del concurso es www.fidal-amlat.org

 

Esperemos que los mejores maestros del Ecuador participen y que demuestren una vez más, la importancia de la educación para nuestro país.

 

 

ROSALÍA ARTEAGA SERRANO