CONSTRUIR UN NUEVO ORDEN MUNDIAL

El Tiempo

4 de mayo de 2015

 

Las mentes visionarias construyen escenarios extraordinarios en donde confluyen el pensamiento, las discusiones, la unidad de miras pese a los diferentes criterios, tratando de construir un mundo mejor.

Esto es lo que puede desprenderse después de dos días de reuniones convocadas en la ciudad de Bakú, capital de la república de Azerbaiyán, en donde, bajo el liderazgo del Centro Internacional que lleva el nombre de un destacado poeta, Nizami Ganjavi, el más grande el pueblo azerí, se reunieron destacadas personalidades de diversas partes del mundo, para intercambiar ideas y buscar generar tal vez un nuevo paradigma que tenga como base la credibilidad en el mundo que emerge en medio de una serie de conflictos en todas las regiones del planeta.

Es interesante pensar que un centro de pensamiento que convoca a políticos y académicos lleve el nombre y la advocación de un gran poeta. Y que sea un país como Azerbaiyán, con su vibrante capital Bakú, que crece pujante a orillas del mar Caspio, sean los que realicen la convocatoria y se esfuercen por brindar las facilidades para iniciativas de esta naturaleza.

El futuro de las relaciones entre Europa, Los Estados Unidos y Rusia, la delicada situación de Ucrania, lo conflictivo de los acontecimientos en Siria, los diálogos entre religiones, la radicalización, los procesos de reconciliación, fueron entre otros, varios de los temas tratados; cada uno de ellos ameritaría un análisis profundo, aquí solo los enunciamos para reafirmar la envergadura de los desafíos asumidos.

Cómo conseguir desarrollar confianza en este mundo que además de sobre poblado, tiene todavía tantas carencias, hay tantas brechas que no se han cerrado, cómo construir plataformas que permitan evitar confluir en los mismos problemas que se tuvieron y que dieron origen a las grandes guerras, a las intolerancias, a los enfrentamientos, es el gran dilema que se plantea.

El papel de la ciencia debe ser relevante, los nuevos inventos que se suceden cada día, pero también el valor de los principios, de la ética, de los valores, debe ser relievado y jugar un papel muy importante a la hora de construir confianza en un nuevo orden mundial.

 

 

 

ROSALÍA ARTEAGA SERRANO.