¡Necesitan basura!

La Hora

13 de junio de 2013

Hace unas semanas, no pude dejar de leer con curiosidad, la referencia a una pequeña crisis surgida en Noruega, gracias precisamente a la eficiencia de ese país nórdico, que se une a lo que ya había conseguido otro de sus vecinos, Suecia.

 

Se trata del manejo de la basura, usada fundamentalmente para la producción de energía. En esos países, que miramos con cierta envidia, se va desde el proceso educativo que indica la reutilización de ciertas cosas como envases plásticos, fundas y otros elementos, la clasificación de los desperdicios,  hasta la recolección adecuada por parte de quienes tienen que manipular la basura,  y luego la disposición de la misma.

 

Ya desde un tiempo atrás, Suecia, que tiene un manejo ejemplar del tema de los deshechos, había empezado a importar basura de sus vecinos, incluyendo Noruega, gracias a sus positivas y eficientes campañas de reducción, reutilización y reciclaje; con lo que se quedó sin la materia prima necesaria para que funcionen algunas de las plantas que transforman la basura en electricidad y en calefacción.

 

Qué diferente es la situación en la mayor parte de los países de la tierra, en donde, incluido el nuestro, uno de los grandes problemas de las municipalidades es el qué hacer con la enorme cantidad de desperdicios que se generan y que invaden los campos y van a dar a los ríos y a los mares, con el consiguiente desastre ecológico que ello genera.

 

En el Ecuador se han dado pocos intentos por tratar este tema, desarrollándose sobre todo la estrategia de los rellenos sanitarios, que más que soluciones, generan otros tantos dolores de cabeza. Tal vez habría que sugerir a los munícipes el tomar estos ejemplos y el desarrollar proyectos que vayan definitivamente en beneficio de sus comunidades y que además produzcan ingresos por el ahorro en la generación de energía con los combustibles fósiles.

 

 

 

ROSALÍA ARTEAGA SERRANO.