MÁS PRÉSTAMOS DEL IESS AL GOBIERNO

El Tiempo

Enero de 2016

 

Una de las últimas disposiciones del gobierno al finalizar el año 2015 fue la de un nuevo aporte de fondos del IESS, a manera de compra de bonos para parchar la maltrecha economía gubernamental.

 

Parecería que hay un empeño específico en dejar muy averiada a esta institución de la que dependen los servicios de los que disfrutan los afiliados con el ahorro que mes a mes se hace, deducido de su sueldo y con el aporte de los empleadores, sean éstos públicos o privados, para su atención de salud, también para la obtención de préstamos y por supuesto para las jubilaciones.

 

Ya causó gran revuelo la decisión del gobierno de no pagar el 40% con el que tradicionalmente se contribuía para mantener saludables los diversos fondos; luego se decidió pasar recursos desde el fondo destinado a financiar las jubilaciones al de salud, para equilibrar los que prestan los servicios de salud; y ahora, como un colofón a todo esto, se viene la conversión de dineros a bonos, con todos los problemas que estos mecanismos suelen traer aparejados.

 

Con todos estos antecedentes, el futuro se presenta muy obscuro para la seguridad social ecuatoriana, y se pone en riesgo los pagos a los que tiene derecho toda persona que ha trabajado el tiempo requerido y que desea acogerse a los beneficios de la jubilación.

 

Qué pasa con los defensores del pueblo?, con los diversos mecanismos que la propia Constitución de Montecristi establece para precautelar los derechos de los ciudadanos? dónde están los representantes de la ciudadanía y de los afiliados al interior del Consejo de Administración del IESS?.

 

Todas estas preguntas nos hacemos al inicio de este año que empieza con los negros nubarrones de la crisis y de la recesión.