MÁS SOBRE EXCELENCIA

La Hora

13 de abril de 2014

 

En repetidas ocasiones nos hemos referido tanto al concepto de excelencia, como también a la necesidad de fomentar procesos de excelencia, así como a estimular a quienes la persiguen o consolidan.

 

Por ello, es siempre grato el asistir y ser parte de eventos como el ocurrido el día 9 de abril, en el majestuoso centro Quórum del Paseo San Francisco, cuando los maestros ecuatorianos y latinoamericanos, ataviados con las solemnes togas y desfilando por la alfombra roja, disfrutaron de los merecidos aplausos del público que se dio cita en el evento de premiación.

 

La solemnidad estuvo dada también por la rigurosidad con la que miembros del jurado internacional calificaron los trabajos y proyectos presentados.

 

Estos jurados, encabezados por el ex representante de la UNESCO en el Ecuador, el cubano Arvelio García, y conformado por dos ex rectores universitarios, investigadores, escritores, Daniel López Stefoni, biólogo chileno y Roberto Ramos, escritor y politólogo brasileño, la maestra y editora colombiana Mara Benavidez y el médico y generador del programa de excelencia en Madrid, José Ramón Calvo, garantizaron la rigurosidad y la objetividad de la selección realizada.

 

Pero más allá de los nombres están las acciones, está la decisión de estimular a los mejores maestros, de hacerles sentir que su trabajo es valorado, que sus esfuerzos son comprendidos y que tenemos el deseo de estrechar sus manos, de pronunciar palabras de aliento, de apoyarles en sus emprendimientos, en fin, de hacerles sentir que son una pieza fundamental e importantísima para el desarrollo de las sociedades.

 

Por ello FIDAL desarrolla un trabajo de años, por ello sentimos que las iniciativas son secundadas por empresas, instituciones, universidades, porque vale la pena recuperar la sensación de que los esfuerzos no son en vano.

 

Gracias a este trabajo, decenas de maestros de educación básica y media, están en goce de becas para cursar estudios de posgrados, otros tanto han tenido la oportunidad de viajar a Israel, Estados Unidos, Colombia, Chile, Paraguay, Perú y Argentina, y muchos han visto mejoras en su expectativas laborales y profesionales.

 

Estamos contentos con la labor desarrollada y tenemos el compromiso de seguir adelante en los esfuerzos por mejorar la calidad de la educación.

 

 

 

ROSALÍA ARTEAGA SERRANO.