Introducción

 

Versos sencillos llamó Rosalía Arteaga Serrano a sus ensueños poéticos…Pero hay algo más bellos que lo sencillamente límpido…?


Sencillo es el aroma de nuestro eucalipto aromático que pasa a pie desnudo el agua del río soñante y ensoñante…

Sencillo es el brillo intermitente del cocuyo, lamparita de cristal de azúcar prendida por un dios niño solamente para que los yuyos asistan a la danza de los duendecillos que ni pisan el suelo ni llegan al cielo, porque se quedan simplemente entre la noche y el silencio.

Sencillo es el saludo de la hoja al viento que pasa besándola con un recado que ella debe entregar textualmente a los jilgueros…

Tierna la poesía de Rosalía Arteaga Serrano… Un hálito maternal en ella, un hálito mucho mas maternizado por su ensueño…A ella hay que asomarse como el niño a la transparencia del agua levemente caminante, para encontrar en el cauce tantos tesoros de tiernos matices, aunque luego la mirada de en comprender que no se quedo con todos los tesoros: ellos serán también para la luz que hunda sus manos en la linfa, para las alas migratorias que un instante apenas se mojen en la linfa…



Rigoberto Cordero y León.

Director del Departamento Cultural de la CRUZ Roja del Azuay, 1990.

5 Poemas - 1990