LA LIBERTAD DE PRENSA

La Hora

2 de mayo de 2012

¡Qué complejo se ha vuelto nuestro mundo para quienes ejercen la tarea y la profesión de periodistas!, Hasta hace no mucho tiempo, parecía que la verdad estaba en sus manos, y hasta llegaron a exagerar prevalidos de esas capacidades que habían ido conquistando, y por supuesto que hay algunos que abusaron de ese ejercicio.

 

Pero ahora, y este  no es un privilegio solo de nuestro país, parecería que se generaliza en el mundo, el afán por satanizar a la profesión de periodista, de comunicador, de articulista, en fin, de quien se atreve a publicar en un medio, sea escrito, televisivo, radial y hasta digital, su opinión, su versión sobre los hechos, o simplemente a expresar y exponer sobre lo que ocurre en su entorno. Efectivamente, la idea de controlar a los medios de comunicación y a los periodistas, parece ser una especie de virus que se riega por diversas regiones en el mundo, y América Latina y concretamente nuestra región, no están al margen de ello.

 

En este sentido, en nuestro mismo país, parecería que la profesión u ocupación más denostada viene a ser la de comunicador social, no hay momento en que no se critique la tarea de los medios de comunicación, con las más fuertes palabras, como que fueran los culpables de todo lo que ocurre en el país.

 

Hoy, en que se festeja a nivel mundial, o mejor dicho se conmemora la libertad de prensa, vale la pena reflexionar en lo que esta ha significado para la humanidad: ha sido la que ha denunciado las tiranías y la corrupción, la que se ha visto inmersa en tareas de solidaridad, la que nos dice de los éxitos y los fracasos de deportistas, artistas, líderes; la que pone el dedo y el ojo en las lacras que desdicen de la condición de seres humanos en cualquier lugar del planeta. Son periodistas los que corren los riesgos por dar a conocer lo que ocurre, son periodistas los que desvelan los secretos mejor guardados que la gente necesita conocer. Por supuesto que hay periodistas que viven del escándalo y hasta dejan aflorar las venganzas personales en sus escritos, pero estos son la minoría. La misión del periodismo es la de dar a conocer lo que ocurre, comentar, denunciar, entretener, divertir, educar. Por ello, vale la pena celebrar el día mundial de la libertad de prensa.

 

 

ROSALÍA ARTEAGA SERRANO.