CUANDO SE DESCUBRE BASURA

La Hora

20 de abril de 2014

La reciente desaparición del avión de Malaysia airlines, que deja una cantidad enorme de interrogantes, sobre todo respecto a cual fue la causa del accidente, si es que lo hubo: el error humano, un accidente, terrorismo, secuestro... si ha dejado en cambio una certeza, y es que al rastrear los pedazos del avión en el océano Indico, inclusive a nivel satelital, lo que se ha comprobado es la existencia de una especie de gigantesco botadero o vertedero de basuras: restos de barcos, plásticos, pedazos de contenedores, objetos inverosímiles y diversos que van acumulándose a manera de gigantescas manchas flotantes o también ubicadas en el fondo del mar, lo que ocasiona daños irreparables a la fauna y flora marinas. Sobre todo si tomamos en cuenta que estos restos se mueven, con lo que el daño es aún mayor.

 

Esta situación no es exclusiva ni privativa del océano Indico, sabemos ya que en el Pacífico existe una especie de inmensa isla de basura, de metros de espesor, y podemos fácilmente figurarnos que los otros océanos corren una suerte similar.

 

Todo ello debe llevarnos a reflexionar, como especie humana, en el daño que le estamos causando a todos los ecosistemas marinos, hoy por hoy proveedores de gran parte de las proteínas de consumo humano y animal.

 

La depredación de los mares y la contaminación, están causando disminución en el número de especies, cuando no extinción, así como disminución en el tamaño de las especies encontradas, con lo que los pescadores artesanales, por ejemplo, tienen que cada vez más adentrarse en el mar para conseguir mejorar la exigua pesca que obtienen en las costas.

 

La basura aparece como uno de los grandes problemas de este siglo, la inventiva del ser humano debe ir encaminada a solucionar estos problemas, que, desde luego debe ir acompañada con una mayor concientización de cada uno de nosotros en el uso adecuado y sustentable de los recursos y en adecuada disposición de la basura.

 

El avión que se buscaba, aparentemente, aún sigue desaparecido, pero hemos encontrado en su lugar ingentes cantidades de basura, producto de la acción irresponsable de los seres humanos.

 

 

ROSALÍA ARTEAGA SERRANO.