Mayo 2016

A un mes del devastador terremoto que sacudió a Ecuador, un equipo de Fundación Fidal realiza una tercera visita a las poblaciones más afectadas de la zona costera del país para entregar vituallas, medicinas  y otro tipo de provisiones.


En este recorrido, que se realizó el 18 de mayo y  llegó hasta el cantón Pedernales, Rosalía Arteaga, palpó de cerca el susto de  los habitantes a causa del movimiento telúrico de 6.8 grados que se produjo cerca del mediodía.  La exmandataria de Estado  constató las condiciones en las que viven las familias damnificadas, manifestó su preocupación y ratificó el compromiso  de Fidal para ayudar a la población en la reconstrucción de viviendas e impulsar la educación de estos sectores.  “Fue muy duro.  Entregamos más de 400 raciones alimenticias, ollas, agua, medicinas, kits de limpieza, colchones, cobijas…   También constatamos escuelas destruidas, casas de maestros derrocadas.  El panorama es desolador.  Palpamos de cerca el miedo, un fuerte movimiento de la tierra se produjo en nuestra visita a Pedernales.   Nuestros compatriotas necesitan mucha ayuda y apoyo para  vencer el miedo que ahora es parte de ellos y que ha borrado hasta sus sonrisas.  Los seguiremos  apoyando y no dejaremos de confortarlos también con nuestras palabras y abrazo fraterno”.


Fundación Fidal hace un llamado para unir fuerzas porque todos somos Ecuador y nuestros hermanos nos necesitan.

 

 

Fidal trabaja por un Ecuador solidario