AHORA VIVIMOS MÁS

La Hora

26 de septiembre de 2012

Solemos, con mucha frecuencia, hablar sobre los viejos buenos tiempos, pensando en que, como dice el refrán: “todo tiempo pasado fue mejor”, pero las estadísticas y los datos científicos nos dicen lo contrario.​


Uno de esos indicadores nos demuestra que la expectativa de vida de los Latinoamericanos y Caribeños se ha incrementado hasta más del doble en estos últimos años, así, si comparamos que hace cien años, la expectativa era de aproximadamente 29 años y ahora es de 74 años, notamos que hemos tenido un incremento más que sustancial.


La respuesta a la probable pregunta de a qué se debe que ahora vivamos más y mejor, está dada fundamentalmente por los avances de la ciencia, la invención o el descubrimiento de una serie de medicamentos que, como los antibióticos, han logrado combatir de manera eficiente una serie de enfermedades que antes eran mortales.

De igual manera la aplicación de la asepsia en los tratamientos médicos, así como mejores hábitos de limpieza en la población, el hecho de que la mayor parte de las madres tengan cuidados pre y post natales, sin lugar a dudas ayuda, así como también mejoras en los hábitos alimenticios y en la calidad de los alimentos a los que se tiene acceso.

Otro aspecto importante es el que toma en cuenta al saneamiento ambiental, una gran cantidad de ciudades tienen alcantarillado sanitario, y plantas de tratamiento de aguas, lo que elimina focos de infección que antiguamente causaban enfermedades e incluso epidemias.

En este sentido, a pesar de que nos quejamos y siempre pensamos que empeoramos, la calidad de vida de las personas ha mejorado, ahora se vive más y mejor.
Lo importante es saber mantener esa calidad de vida para las futuras generaciones, hacer que se vuelva sustentable y que no nos acabemos todos los recursos de la naturaleza de una manera egoísta y poco previsiva.

 

 

ROSALÍA ARTEAGA SERRANO.