EL MISTERIO DE LAS TARIFAS AÉREAS

El Tiempo

Enero de 2016

 

Desde algún tiempo atrás vengo pensando en la variación de los tickets de avión que se pagan dentro del territorio ecuatoriano, y de alguna manera comparando con lo que ocurría años atrás, cuando uno sabía exactamente lo que costaban los tickets en la vía Quito-Cuenca- Quito, o Quito-Guayaquil- Quito, o cualquier otra ruta que podamos imaginar.

 

Parecería que es una cuestión de sentido común, y que las tarifas por supuesto se establecen y tienen relación con los precios de los combustibles, de los servicios aeroportuarios, con la calidad del servicio y tal vez un largo etcétera. Sin embargo de ello, cada vez que debo viajar,

existe la incógnita respecto del precio, así, mientras más se acerca la fecha del viaje, más caros son los tickets, no importa si el avión de marras no está lleno, ni tampoco si los precios de la gasolina y en general de los combustibles han bajado, porque si éstos suben, el alza de pasajes es inmediata, pero la relación no se da con la baja, como ocurre en los actuales momentos.

 

Si, por mala suerte, uno no ha realizado el viaje y ha tenido que posponerlo, con seguridad habrá que pagar multas y también un incremento en la tarifa, si fuere al revés, es decir si el viaje se demora o suspende, por supuesto que no nos rebajan el valor que hemos pagado.

 

La variación de precios es demasiado grande y se perjudica a los usuarios, se crea incertidumbre y, a pesar de ello, todavía no hemos oído una explicación válida al respecto.

 

Solamente se argumenta que así se manejan también los precios a nivel internacional.

 

Nosotros, pobres usuarios, si sabemos que hay compañías de bajo costo, que han demostrado que viajar por el aire no debe ser una cosa tan absurdamente cara, y, de lo que constatamos, en que aún con los bajos costos, siguen haciendo negocios

 

En este sentido, si vale la pena recabar de las autoridades competentes, explicación al problema descrito y, sobre todo, solución a la variabilidad absurda de precios en el campo de la aviació interna en el país.

 

Ojalá las leyes del sentido común se apliquen en estos temas.