DISCURSOS Y DISCURSOS

El Tiempo

9 de septiembre de 2013

 

La inauguración de uno de los eventos más importantes de Europa del Este, el Foro económico de Krynica, tuvo una gran solemnidad, la presencia de varios primeros ministros, lógicamente encabezados por el del país anfitrión, Polonia, pero a él también concurrieron los primeros ministros de Latvia, de Eslovaquia, de Ucrania, además de relevantes personalidades del mundo académico, político, empresarial y cultural de varios de estos países.

 

Tuve la suerte de participar en este relevante evento, y también de escuchar las intervenciones de estos primeros ministros interesados en presentar una buena imagen de su país, de atraer la inversión extranjera, de demostrar que sus procesos de integración son exitosos y de que también les interesa cerrar la brecha económica entre sus habitantes, con adecuadas políticas sociales.

 

Fue particularmente descollante la intervención del primer ministro polaco Donald Tusk, quien habló sobre la importancia de la democracia, de las elecciones libres, de la participación de la prensa en la construcción de la democracia, y puso un especial énfasis en reiterar el papel que juega el sector privado en la dinamización de la economía.Esta intervención fue tranquilizadora respecto a temas como generación de empleo para los jóvenes profesionales polacos, también habló sobre las relaciones importantes de su país con el mundo occidental.

 

El énfasis colocado en la importancia del sector privado, a través de las empresas como también de las organizaciones de la sociedad civil, marca un contraste notorio con lo que está pasando en esta parte del continente, dónde el tema de la presencia del Estado, a través de sus diferentes ministerios y organismos se ve tremendamente contundente.

 

Me parece que la verdad y la eficiencia deberíamos hallarla en un justo medio, con un clima adecuado para que tanto el sector público como el privado, puedan aportar, desde sus espacios a la marcha de los países en un mundo más sustentable y más responsable también respecto de las múltiples carencias y retos que el ciudadano actual enfrenta.

 

 

 

ROSALÍA ARTEAGA SERRANO.