CON LA POBREZA A CUESTAS...

La Hora

Junio-2016

 

Cuando se produjo la desacertada decisión de eliminar las clases de inglés de la escuela pública, manifestamos nuestra disconformidad al respecto, por considerar que a los niños no se les puede privar del conocimiento de una lengua en la que se hacen los avances científicos, por lo que se ha calificado al inglés como a la lengua de la ciencia y también de los negocios.

 

Los niños ecuatorianos se encuentran en desventaja con muchos otros niños en el mundo, ya que al privárseles del aprendizaje de un idioma tan importante, se les coloca inmediatamente con menos puntos, cuando sean mayores, a la hora de optar por becas o por desenvolverse en un mundo cada vez más global,

 

Durante nuestra gestión en el ministerio de educación, hicimos esfuerzos, se reforzaron convenios con instituciones de la Gran Bretaña, se continuaron iniciativas como el proyecto CRADLE, para perfeccionar a profesores, para dotarles de mejores competencias en su desempeño en las aulas, ya que siempre tenemos que retornar a la formación de maestros cuando nos referimos a conseguir mejores logros y resultados con los estudiantes.

 

Ahora, a menos de un año de que se termine la actual administración gubernamental, se quiere enmendar la falencia y se pretende restablecer la enseñanza del inglés a partir del próximo período lectivo en las regiones Sierra y Amazonía. La pregunta es, quien va a reparar el daño causado? Cómo van a llenarse los vacíos imperantes en la educación de cientos de miles ecuatorianos?.

 

Por este y otros desatinos cometidos es que manifestamos que la educación está en crisis. Como siempre, los más perjudicados son quienes se encuentran en los quintiles más bajos, con la pobreza a cuestas y los desgobiernos quitándoles oportunidades.

 

ROSALÍA ARTEAGA SERRANO.