COMBO

La Hora

9 de abril de 2015

 

Parece que la consigna de "vencer el miedo" es lo que prevalece en el joven que actúa bajo el seudónimo de COMBO, y que se ha dedicado a pintar grafitis en Francia, y que se está transformando en el símbolo de la lucha contra la intolerancia religiosa, que tantos daños le ha hecho y le está haciendo a la humanidad.


Después de los dramáticos acontecimientos ocurridos en la capital francesa, el ataque y asesinato de los periodistas de humor de la publicación Charlie Hebdo, pero también de las terribles masacres de las que todos los días nos enteramos que ocurren por mano de los denominados ISIS o Boko Haram, o de otros grupos que se autoasignan la hegemonía de la verdad, es realmente refrescante el saber que hay otras personas que sueñan y actúan en aras de la paz, de la convivencia pacífica.


Por ello COMBO  aparece como una luz de esperanza en este mundo desquiciado, une en los grafitis la media luna musulmana, la estrella de David que simboliza al pueblo judío y la cruz de Cristo, y la plasma en un anagrama que representa la palabra Coexist. La C es la luna, la x la estrella y la t la cruz.


Parece un tema simple pero lleva un enorme significado, quien firma como Combo ya ha recibido palizas pero persiste en su emblemática forma de decir que queremos vivir en paz, que el mundo no puede ni debe ser un campo de batalla en el que prevalezca la razón del más fuerte.

Deberíamos haber superado las luchas religiosas, sin embargo ellas se reeditan y se hace presente la intolerancia más absurda, yo me uno a la propuesta de COMBO, el joven hijo de padre cristiano libanés y madre musulmana marroquí, para reclamar y dar un testimonio por una humanidad en que queden abolidos los enfrentamientos y en el que pongamos de relieve nuestra verdadera condición de seres humanos.

 


 

 

ROSALÍA ARTEAGA SERRANO.