CIENCIA Y COMUNICACIÓN

El Tiempo

19 de abril de 2011

La ciencia ha estado siempre presente en la vida de los seres humanos, aún en los inicios, cuando el uso de elementales herramientas era limitado, pero en los que se hablaba de descubrimientos e inventos para marcar el comienzo de eras. Así cuando el ser humano descubrió el fuego, o cuando hablamos de la era del hierro, la del bronce o cuando se realiza el descubrimiento de la agricultura, lo que le permite a los primeros pobladores de la tierra transformarse en sedentarios y comienzan las civilizaciones, las grandes culturas de las que tenemos memoria.

 

Pero es a raíz de la llamada industrialización, cuando la época de los inventos, de las creaciones humanas, se hace presente con una fuerza arrolladora, y prácticamente no hay momento en el que no se hable de cosas novedosas, de inventos y creaciones que cambian nuestra vida, de tecnologías que modifican el día a día de las personas, que tocan nuestra cotidianidad.Esa constatación de la importancia de la ciencia en nuestras vidas, esa preeminencia de la razón, tiene o debe tener una estrecha relación con la comunicación, un área que ha sufrido también una enorme influencia por parte de la ciencia, la innovación, la tecnología.

 

Así, no podemos hablar de la comunicación en los tiempos actuales, sin pensar en el dramático cambio que la ubicación de satélites de comunicaciones provocó para el conocimiento inmediato de lo que ocurre en los más diversos puntos del planeta. De igual manera, la radio, la televisión, el internet, la telefonía celular, todo ello, resultado de la investigación y de la capacidad de los científicos para crear, ha modificado totalmente el concepto de las modernas comunicaciones.

 

Pero, la vida misma ha cambiado conforme la ciencia la toca: la medicina, los transportes, la genética y una larga lista de desprendimientos y realizaciones; por lo que, no podemos dejar de pensar en la necesidad de crear nuevos espacios para que la ciencia y la comunicación se encuentren, porque se hace necesario el difundir de manera propia y adecuada, sin tergiversaciones, sin interpretaciones antojadizas, sin escándalos, lo que hacen los científicos en el mundo.De ahí la importancia del Seminario Iberoamericano de Periodismo Científico, que en su sexta edición lleva a cabo, de manera tesonera y decidida, la Fundación para la Integración y  Desarrollo de América Latina - FIDAL, los próximos 26 y 27 de Abril, en el campus de la ESPE.

 

Dicho evento convoca a todos los periodistas interesados en la divulgación de la ciencia, a todos los preocupados por el futuro del planeta, ya que la temática versará sobre el Agua y la Biodiversidad, así como a los científicos, sobre todo aquellos que tratan sobre las ciencias de la vida.

 

El interés es enorme, porque se ha anunciado la participación del Presidente de la Real Académica Sueca, de expertos venidos de la China, Austria, España, Francia, Sri Lanka, así como de diversos países de América.

 

La organización del seminario, no solamente que formará a los comunicadores en estas áreas, sino que, sobre todo, focalizará la importancia que la ciencia tiene para el desarrollo de la humanidad y para la solución a los múltiples problemas que la acosan.

 

 

ROSALÍA ARTEAGA SERRANO