CARADURA

La Hora

Enero-2016

 

En general no soy amiga de utilizar calificativos del calibre con el que título este comentario, pero creo que la situación lo amerita, cuando el mandatario venezolano, amenaza venir "con todo" a la reunión de la Celac, critica a su par argentino y en general a todos los que no comulgan con el modelo implantado por Chávez, el llamado socialismo del siglo XXI, que tantos males le ha causado al continente. Y que sigue tratando de imponerse con intransigencia, sin reconocer que en las actuales circunstancias, cuando el precio de los hidrocarburos ha caído, la bolsa económica que lo sustentaba demuestra que sin los ingentes recursos petroleros, el derroche, el subsidio de la inoperancia, son absolutamente insustentables.

 

Cuando se haga el análisis desapasionado de lo ocurrido en el continente, veremos como todas las ofertas del socialismo del siglo XXI, lo que hicieron fue reproducir modelos caducos, ya fallidos en otros continentes, que engordaron el aparato estatal y dejaron sin viabilidad a los sectores productivos, a los que se trata de recurrir ahora que se han instalado las vacas flacas.

 

En este sentido, las altisonantes palabras de Maduro, lo que demuestran es la desesperación de quien ya sabe que pasó su hora, que quien comete abusos contra su propio pueblo no tiene la capacidad moral para imponerle modelos a todo un continente.

 

Un país de enormes recursos como Venezuela, se debate ahora en la escasez de productos vitales, los presos políticos menudean, el pueblo ha sido oprimido y por más que le ofrecieron el paraíso en forma de misiones, lo que realmente logró fue acabar con las esperanzas de muchos que sienten que se ha perdido más de una década en el desarrollo de su país.

 

Qué viene a hacer Maduro en la reunión de la Celac? amenazar a mandarios democráticamente elegidos como a Macri, denostar contra los imperialismos, ahora que el suyo basado en los petrodólares le ha fallado?

 

Exige respeto pero no respeta, exige ponderación pero es el que más se exalta a la hora de expresar las discrepancias con los mandatarios de países que no siguen el modelo chavista o que están logrando escapar de él.

 

Hay que estar muy atentos al desempeño de Madura en la Celac y también de quienes le siguen el juego.

 

 

ROSALÍA ARTEAGA SERRANO.